lunes, 23 de febrero de 2009

Gastronomía gallega

El principal atractivo de la gastronomía gallega es la excelente calidad de sus productos, así como su gran variedad, hasta tal punto que cuesta trabajo decir cual es el plato típico.
.
La importancia de la gastronomía en Galicia se pone de manifiesto en las más de 300 fiestas gastronómicas que se celebran a lo largo del año. Recetas sencillas para productos de calidad. Así es la cocina tradicional gallega, en la que lo realmente importante es la materia prima.

Probablemente cuando alguien piensa en la gastronomía de Galicia lo primero que le viene a la cabeza son los productos del mar y más en concreto el marisco. Y es que Galicia, con sus más de 1200 kilómetros de costa y gran cantidad de puertos marineros, ha sido una región volcada al mar y la pesca.

Por lo tanto empezaremos esta ruta gastronómica hablando de este exquisito manjar, el marisco.

Marisco
.
La costa gallega está considerada como la capital del marisco del mundo tanto por su calidad, cantidad, como diversidad. Las corrientes submarinas frías son unas despensas que arrastran ríos de placton, el alimento básico para mariscos y otra fauna marina, y por delante de la costa atlántica pasa una estupenda, que convierte las rías en unos impresionantes viveros.


El marisco ha gozado siempre de fama de afrodisíaco, tal vez sea por su alto contenido en minerales que favorecen la estimulación de las capacidades físicas y mentales, destacando por encima de cualquier otro las ostras.

Los mariscos se dividen en moluscos y crustáceos. Los moluscos están protegidos en su mayoría por una concha externa (ostras, almejas, mejillones) aunque existen otros que no poseen concha y que reciben el nombre de cefalópodos y son el pulpo, la sepia o el calamar.
.

Por otro lado tenemos los crustáceos que están provistos de un caparazón, generalmente muy duro, dos pares de antenas, dos fuertes pinzas delanteras y gran número de patas laterales dependiendo de la especie. Generalmente son los más apreciados (langosta, nécora, cigala…)

He aquí pues la gran variedad de marisco que nos podemos encontrar: cigalas, santiaguiños, langostinos, gambas, camarones, percebes, centollo, langostas, bogavante, nécoras y buey de mar, así como ostras, vieiras, mejillones, almejas, navajas, berberechos, zamburiñas, caracol de mar o bígaro y el pulpo. Hay muchos restaurantes que ofrecen parrilladas de marisco donde, según la temporada, ofrecen unas clases u otras. Eso sí, el marisco de caparazón mejor consumirlo en los meses con “r”.

Pulpo

Por un lado tenemos el pulpo a feira, que recibe este nombre por ser un plato festivo presente en la mayoría de las ferias, fiestas y romerías de Galicia, en las que es habitual ver puestos al aire libre donde las pulpeiras lo preparan.
.
Generalmente se cocina en una olla de cobre y una vez cocido y troceado se adoba con pimentón y sal y se rocía con aceite. Se puede saborear todos los meses del año.

Por otro lado está el pulpo a la gallega, preparado igual que el anterior pero, acompañado de patatas.


En Murgados (La Coruña), es el único sitio del mundo donde se prepara el pulpo a la mugardesa, que se diferencia de los anteriores en la salsa que lo acompaña.

Pescados

Existe una gran variedad de pescados, los más sabrosos sin duda son los que se pescan en las rías o en las proximidades de la costas como la merluza, el rodaballo, mero, lenguado, sardina o la lubina.Las lonjas de la comunidad son las mejores surtidas de especies de pescado de altura como el atún, la merluza, el bacalao, el abadejo o el jurel.

El pescado se degusta con preparaciones clásicas, a la plancha o a la gallega, también llamado en caldeirada, que consiste en cocer en un caldero, de ahí su nombre, diferentes pescados. Esta caldeirada es el plato característico de los pescadores gallegos durante sus largas jornadas de redada en el que se aprovecha toda clase de peces, eso sí, acompañados de las socorridas patatas o cachelos (patata cocida con monda).


Otros platos

Para los amantes de la carne y otros platos fuertes cabe destacar el caldo gallego, el lacón con grelos, el cocido gallego así como la ternera gallega. El caldo gallego es un plato estacional que suele ser propio de los meses de otoño e invierno. Consiste básicamente en verduras y carne cocidas donde variarán los ingredientes dependiendo del cocinero, aunque los básicos que todo caldo que se precie deben llevar son huesos de caña de ternera, unto, alubias, grelos, patatas, tocino, costilla de cerdo y chorizo y a partir de ahí las apetencias de cada uno: repollo, lacón… y todo ello servido muy caliente. Como para no entrar en calor cuando hace frío

No se debe confundir con el cocido gallego pues existen diferencias entre uno y otro. En el cocido gallego básicamente los ingredientes son los mismos, con la diferencia del protagonismo que se le de a cada uno. Mientras que en el cocido la carne es la protagonista, en el caldo son las verduras. Asimismo en el caldo, el agua de cocción es de vital importancia pues es la base del plato, mientras que en cocido sobra, pues es un plato seco.


El lacón con grelos es otra de las comidas gallegas por excelencia. Suele consumirse durante los meses fríos, desde San Martiño, a principios de noviembre, hasta carnaval, siendo muy típico el martes de Entroido (Carnaval). Es un plato denso y fuerte en el que los ingredientes principales son el lacón, que es el brazuelo del cerdo y los grelos, acompañados por patatas y chorizo.

La ternera gallega procede únicamente del ganado de las razas rubia gallega, morenas del noroeste, de los cruces entre sí o de los cruces de los machos de estas razas con las hembras de las razas frisona y pardo alpina, pero destaca sobretodo la rubia gallega. Se puede degustar con un buen solomillo o bien con el cocido gallego.

Entremeses

En cuanto a entremeses podemos distinguir la empanada, los pimientos de padrón y una gran variedad de quesos. La empanada es uno de los platos más versátiles que existen, se hacen de todo y todo puede meterse dentro. Pueden ser de costilla de cerdo, de lomo, xoubiñas o parrochas (sardinillas), de pulpo, de bacalao con pasas, bonito, zamburiñas, de zorza.....

Los pimientos de Padrón, "uns pican e outros non" son originarios de la localidad coruñesa de Padrón. Se preparan de la manera más sencilla: fritos, con aceite de oliva y sazonados con sal. No se explica porque unos pican y otros no, aproximadamente un 10% de la producción son picantes pero no se puede adivinar cual será el que nos haga arder la boca, siendo esta incertidumbre donde se encuentra la diversión de consumirlos


En cuanto a quesos destacamos el de Tetilla, de Arzúa Ulloa, Cebreiro y el de San Simón. Todos ellos están elaborados con leche de vaca de ganadería rubia gallega, raza frisona y pardo alpina.

El queso de Tetilla, de gusto suave y cremoso, es reconocido por su forma de pecho. Es el queso gallego por excelencia visto desde fuera de Galicia.

En cambio, para un gallego, el queso gallego por excelencia es el de Arzúa–Ulloa, tradicionalmente conocido como “queso del pais”. Un queso cremoso y suave que se puede acompañar con miel.

El queso de O Cebreiro es originario del pueblo de O Cebreiro, en la provincia de Lugo. Es un queso cremoso y algo ácido que recuerda a un gorro de cocinero o a una seta. Se suele tomar acompañado de marmelo (membrillo).

El de San Simón, de la zona de Terra Cha (Lugo), es un queso ahumado con corteza brillante y dura que tiene forma de peonza.

No hay que olvidarse de los panes de Carballo y Cea, el perfecto acompañamiento para cualquier comida.

Vinos

Galicia es rica en vinos, siendo más afamados los blancos que los tintos. Se distinguen cinco denominaciones de origen, el de Monterrey, Rias Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras.

El de Monterrey pertenece a la parte oriental de Orense con la frontera con Portugal y el de Valdeorras pertenece a la comarca que lleva el mismo nombre, también en Orense.

El Rías Baixas es el más conocido de Galicia y produce algunos de los vinos blancos secos españoles más buscados, basados en la uva Albariño. Éste se usa especialmente como acompañante para el marisco.

El vino de la Ribeira Sacra es propio de las riberas del Sil y del Miño. Los viñedos se ubican en las escarpadas laderas de los cañones del río. Es muy apreciado el Amandi.

El Ribeiro, que significa “ribera del río”, se ubica a lo largo del rio Miño y sus afluentes. Tiene un carácter menos aristocrático que el Albariño, combinando mejor con la cocina gallega más popular.


Postres

Después de una buena comida nada mejor que un buen postre, entre los que podemos destacar la Tarta de Santiago, la Tarta de Mondoñedo, las Bicas (tipo de bizcocho popular en la provincia de Orense) o las Orejas y las Filloas, típicas del Entroido.










Y después del postre un buen café, si es de pota (de puchero) mejor que mejor, y si se tercia, una buena queimada, aguardiente, crema de orujo, licor café, de hierbas, o de miel.
.
En fin, no se vosotr@s, pero a mi se me han puesto los dientes largos. Que más puedo decir, Galicia Calidade.

5 comentarios:

estebariz dijo...

Peazo post si señor!!! :D
Acabo de cenar y aun asi se me levantó el hambre de nuevo. Yo personalmente me quedo con mariscos, entremeses (sobre todo empanadas) y postres. El cocido y cosas por el estilo ya no me convecence tanto porque el unto o cosas con mucha grasa ya no me hacen tanta gracia. Y también los chupitos!!! Aysss... esas copillas de licor cafe y crema de orujo que buenas están... y esa queimada ... mmmm, q por cierto, este finde celebro mi cumple y va a haber queimada jeje, quien quiera probarla ya sabe... :P

mariposa dijo...

Me has dejado con unas ganas de comer queso, impresionante!!je..La verdad es que todo tiene muy buena pinta, y la entrada ha estado muy bien, me has dado una visión general de la comida típica, muy buena..Y los postres!!ayy!!qué ricos!!jeje..un besito

BRUJILDA: dijo...

Estebariz: Yo lo estaba escribiendo antes de cenar y se me estaba haciendo la boca agua. Al final no pude por menos y tuve que picar algo.
A mi también me gusta mucho el marisco, y de los entremeses me quedo con todos. Hoy martes de carnaval hubiera estado muy bien un lacón con grelos.
Eso sí, de beber nada, no me gusta el vino ni los licores, alguna vez le he dado un traguito a algún chupito pero, contadas veces y generalmente por cortesía.
Por cierto, no se si ya habrá sido tu cumpleaños o no, pero voy a aprovechar el comentario para decirte ¡FELICIDADES! y ¡Que lo pases muy bien!.
Ya nos contarás que tal esa queimada, y... ¡que no falte el conjuro!.

Un saludo

Mariposa: Veo que te gusta el queso. A mi también me gusta mucho, solo o con membrillo. Y de los postres ya ni te cuento, creo que ya lo he dicho alguna vez y es que soy muy golosa. Ya puedo estar llena que el postre no puede faltar.
Mi madre ha hecho por carnavales orejas y filloas y, solo de pensarlo me muero de envidia. Eso sí, ha prometido hacerme unas pocas para cuando vaya en Semana Santa.
Por cierto, me alegro de que el post te haya dado una buena visión general, es lo que pretendía.

Un beso.

Maeva dijo...

Pues yo, como Mariposa, me han dado ganas de comer queso.
Vaya pinta!!!
Porque yo de pescados y mariscos... nada de nada.
Un beso!!

CHAMROEUN dijo...

Great yr blog